¿Cómo conseguir un Balance entre el Trabajo y la Vida Personal?

trabajo

Para muchos, lograr un equilibrio en el tiempo que le dedicamos a nuestra vida personal y a nuestra carrera laboral es cada vez mas difícil de alcanzar. Siempre una urgencia laboral termina restándole tiempo a nuestra vida diaria. Mas de una vez te habrás encontrado en la urgencia de tener que preparar una presentación para mañana y el tiempo parece no alcanzarte.

Tu pareja se queja que estas la suficiente cantidad de tiempo con tu familia y cuando lo piensas te parece que será una situación permanente, no?

De acuerdo a un estudio reciente, aproximadamente dos quintas partes de los empleados afirman que sus trabajos son agotadores y estresantes. Las personas (especialmente las mujeres) en los puestos de alta tensión son estadísticamente alrededor de tres veces más propensos, que otros, a experimentar dolencias relacionadas con el estrés, e incluso doblemente propensos a renunciar a sus puestos de trabajo.

Los indicadores más comunes que demuestran el efecto desencantado entre el trabajo y la vida personal son:

  • Un sistema inmunológico deficiente
  • Enfermedades cardiovasculares
  • Temas de salud sexual
  • Dolores de cabeza y de espalda
  • Irritabilidad, cansancio (fatiga, incluso crónica), y / o depresión / ansiedad
  • La formación de hábitos no saludables, por ejemplo, fumar, beber o comer en exceso

La buena noticia que tenemos para darte es que esta situación es absolutamente reversible. Siguiendo algunos de nuestros consejos encontrarás el punto de equilibrio y podrás vivir una vida más sana y feliz.

1. Deja las actividades que consumen mucho tiempo o energía

hablar

Te sorprenderás de la cantidad de horas y la cantidad de energía que te consumen algunas actividades inútiles como por ejemplo, escuchar a los demás quejarse de sus problemas. A menudo prestar atención a este tipo de situaciones crea hábitos insalubres y no añaden nada de valor a tu vida, al contrario. Tomate el tiempo para reconocer cualquier cosa en su vida diaria que no está de algún modo relacionado a su vida personal, intereses positivos o carrera y alejalo de ti.

2. Encontrá tiempo para relajarte
Integra diversión y actividades que cumplan su horario, asigna tiempo para estar con tu familia o amigos todos los días o, al menos, un par de veces a la semana. En pocas palabras: Regularmente permitite incentivos para hacer tareas diarias placenteras. Por ejemplo, “Cada día voy a pasar tiempo jugando con mis hijos” o “Voy a hacer que sea una prioridad ir al cine o salir a comer con un par de amigos todos los viernes.”

3. Deja el trabajo en el trabajo
Toma como lema: “lo que pasa en el trabajo, se queda en el trabajo”. Evita permanecer ligado a la tecnología que permite la comunicación prácticamente ilimitada. Nada podrás resolver un sábado o un domingo. Así que prioriza tu atención a tu vida y disfruta. El lunes llegará el momento de resolver los inconvenientes que se te presenten. Al salir con los amigos, por ejemplo, poner el portátil fuera de la vista y por completo.

4. Cuida tu cuerpo

gimnasiaÉste debería ser obvio, pero por desgracia, no lo es para los adictos al trabajo. Tendemos a estar tan atados a nuestras responsabilidades que olvidamos cuidarnos adquiriendo hábitos no saludables provocados o aumentados por el estrés como por ejemplo el tabaquismo, sedentario, borracheras, etc. Si alguna de estas fueron o son parte de tu vida auyéntalas! Comienza a comer sano. Incluye una cantidad mínima de actividad física a diario. Ir a dar un paseo a paso ligero en la madrugada antes de trabajar o relajarse después del trabajo por hacer largos en la piscina durante treinta minutos. Sea lo que sea que hagas, asegurate de que es algo que te gusta hacer y que se puede hacer cada día o cada dos días.

5. Date tiempo para ti mismo
Al menos una vez a la semana procura pasar un momento de relajación o alegre, lejos de las distracciones de costumbre. Deja tu teléfono móvil y tu computadora lejos. Elegí tranquilo un disco, un libro y piérdete en ellos. Hazlo desde un lugar tranquilo que te permita conectar contigo. Disfrutar de una puesta de sol desde una loma cubierta de hierba puede ser una gran y diferente opción para desconectar de todo y conectarte con vos. Haga lo que sea para ‘ser uno’ con uno mismo, para recargar y para evaluar (o revaluación) su vida y las prioridades dentro de ella.

6. Encuentra un mentor y / o entrenador de vida
¿Conoces a alguien que consideres está avanzado en relación a vos en la vida? Sí? ¡Impresionante! No? Entonces ponte en tarea de encontrar a esa persona. Estos individuos deberían ser para vos ejemplo de haber logrado equilibrio entre trabajo y vida personal.

7. Entiende que hacer horas extras de trabajo no supondrá tu éxito

horas extrasNunca supongas que los que más horas de esclavos al trabajo son, más éxito tienen. Toneladas de horas extras de trabajo pueden hacer tu cheque más gordo pero, por lo general, no es un determinante del éxito profesional. Lo que importa es cómo se aprovecha el tiempo en el que trabajas, cómo maximizas tus horas regulares en pos de lograr un mayor éxito en el largo plazo. Y sí, el cliché debe ser mencionado: el trabajo más inteligente, no más difícil.

8. Ensaya un interruptor mental
Valore la ventaja de crearse imaginariamente un interruptor-mental entre la “vida familiar” y “la vida laboral. En el camino de tu casa al trabajo, deja todo tipo de preocupaciones o tensiones. Aprovecha el viaje de regreso, poco a poco para volver a caer en “modo doméstico”. Por supuesto, no siempre es tan fácil como lo proponemos pero, por lo menos, intenta terminar el trabajo y soltarlo. Sólo empaca y guardar el trabajo para el día siguiente.

La regla de oro: hacer una clara distinción entre su vida laboral, la vida familiar, y “tú” propio tiempo.


Actualizado: marzo 22nd, 2019 por Ariel Cala
Compartir:

Tambien te puede interesar...
Comentarios
Haz click para Comentar

Deja un comentario