5 Formas de Evitar la Resaca

A quien no le paso que dijo nunca mas tomo alcohol, a todos probablemente. Para que no vuelva a sucederte creamos esta mini guia para que aprendas como evitar la resaca.

No mezcle, tome un vaso de agua entre bebidas, lo de siempre. Pero saber más que la sabiduría convencional cuando se trata de alcohol puede significar la diferencia entre sentirse bien al día siguiente o esa resaca infernal que nos hace desear nunca haber tomado.

A continuación, cinco maneras sorprendentes respaldadas por la ciencia que le ayudarán a aguantar mejor el alcohol.

PUBLICIDAD

Nunca mezcles con bebidas dietéticas

Mezcle el alcohol con bebidas dietéticas en vez de regulares y el contenido de alcohol en sangre se disparara un 18 por ciento adicional, según un nuevo estudio publicado en Alcoholismo: Investigación Clínica y Experimental.
¿Qué pasa? Sin azúcar y calorías en su copa (y el estómago), el alcohol llega mas rápido a su torrente sanguíneo. No estamos diciendo que tomes bebidas ricas en azúcar y calorías, pero unas pocas calorías pueden aumentar el tiempo que le toma al alcohol en llegar a nuestro torrente sanguíneo y evitar el dolor de cabeza al otro dia.

No Fumes

Incluso los “no fumadores” tienen dificultades para resistirse a fumar después de un trago, pero según una investigación de la Universidad de Brown, la combinación de los dos vicios aumenta tus posibilidades tener una resaca al día siguiente.
Los investigadores creen que la nicotina puede aumentar la liberación de citoquinas, una proteína secretada cuando el cerebro se encuentra con una lesión. El resultado: un cerebro inflamado, cabeza palpitante, y un techo que da vueltas.

No bebas bebidas oscuras

Lección de química rápida: la fermentación y destilación de alcohol a menudo resulta en la creación de toxinas llamados congéneres, dice James M. Schaefer, un experto en el metabolismo del alcohol y profesor de investigación de antropología de la universidad de la unión. Su concentración es alta, no sólo en alcohol barato, sino también en licores oscuros como el whisky, el brandy, y algunos tequilas.
En un estudio, 33 por ciento de los sujetos que bebían whiskey tenían resaca, mientras que sólo el 3 por ciento de los que bebió la misma cantidad de vodka despertó con su cabeza dando vueltas.

Tome sus vitaminas

La metabolización del alcohol requiere nutrientes. Cuanto más se bebe, más nutrientes su cuerpo tiene que llamar de la sangre para reponer los recursos utilizados por su hígado, según el centro médico de Boulder. Lo que es más, el alcohol sólo destruye vitaminas B. Como resultado, las células del cuerpo se ven privados de nutrientes críticos.
“Los efectos posteriores están ligeramente mejorados por la reposición de un equilibrio de vitaminas para el sistema”, dice Schaefer. Si usted decide utilizar píldoras, aconseja complejo B, B6 o B12.

Olvida las burbujas

Claro, te ves bien bebiendo un whisky con soda, pero la carbonatación empuja a las burbujas y al alcohol más allá de su estómago y sus intestinos, según Schaefer. El intestino delgado superior, la siguiente parada de su estómago, absorberá todo el alcohol.
El resultado: la posibilidad de una desagradable y fuerte resaca.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Actualizado: noviembre 16th, 2017 por admin
Compartir:

Tambien te puede interesar...
Comentarios
Haz click para Comentar

Deja un comentario