¿Como ser Más Inteligente? 7 Pasos

ejercitar la inteligencia

¿Quieres ser más inteligente? Pues estás comenzando con un error grave, ya que todos somos inteligentes, absolutamente todos.

El hecho de dudar de la inteligencia de alguna persona, sólo responde a un patrón de mediocridad o en su defecto, de flojera, normalmente proviene de la persona juzgada y es sin duda una de las cosas que más genera estupor en la sociedad, más desde la llegada abrupta de la tecnología a cada una de las aristas de nuestro mundo.

Sin embargo, el alcance del cerebro de las personas responde a pruebas y ambientes idóneos de acuerdo a su perspectiva de las cosas y sus gustos, recuerda, somos únicos, cada quien tiene particularidades y no todos somos buenos para todo.

PUBLICIDAD

¿Sigues queriendo ser más inteligente? Entonces sigue estos pasos:

Comienza a leer más

La lectura es una de las prácticas más cultas de la historia de la humanidad, de hecho, es también una de las más olvidadas, inmerso en cortas frases que engloban la idea principal, preferiblemente esparcidas en la web, leer se ha hecho algo aburrido y hasta costoso en términos de tiempo, ya que se prefieren la síntesis más breve que una experiencia literaria completa.

Actividades como la lectura, al igual que los crucigramas, estimulan, oxigenan y ejercitan tu cerebro, por lo que podrás darle la inyección de inteligencia necesaria para satisfacer lo que buscas.

Aprende cosas nuevas

Palabras del diccionario, actividades e incluso ejercicios, son algunas de las cosas que puedes comenzar a incluir en tu rutina diaria, con el fin de aprender nuevas costumbres y nutrir de conocimientos tu cerebro, que a pesar de no ser precisamente cosas esenciales, bien vale el esfuerzo.

Al igual que el resto de tu cuerpo, someter a nuevas prácticas tu cerebro permitirá que evoluciones tus capacidades y de hecho, puede darte nuevas perspectivas acerca de lo que de momento, es algo novedoso, pero que posiblemente no sea más que algo vano.

Descanso, mucho descanso

Tu cerebro es un músculo como cualquier otro, a pesar de ser el más importante por enviar cada orden a tu cuerpo, es sin duda un músculo que necesita descanso y repararse, por lo que luego de un día de uso, productivo o no, debes permitir que se coloque en modo de descanso por al menos 8 horas, evitando trasnoches y sobrecargas.

Ten una buena alimentación

Aunque no sea el cerebro el principal motor de digestión y buena salud alimenticia, el comer bien influye en dos cosas directamente a este músculo, la primera es la salud física, al estar en pleno de condiciones, el cerebro debe forzar menos las acciones y el esfuerzo es normal, por lo que no le darás horas extras a tu cabeza.

PUBLICIDAD

La segunda, se basa en una dieta balanceada, que como todas debe incluir pescado, proteínas, vegetales verdes y huevos, además de acompañar con meriendas de frutos secos o depende de la cultura y el gusto, tés de distintas hierbas que estimulan el buen funcionamiento cerebral.

Meditación diaria

Esta práctica estimula la buena respiración y relajación total del cuerpo, por lo que tu cerebro, sin duda lo agradece. ¿Por qué? Pues porque el hecho de permanecer en un estado de relajación constante, permite que los niveles de estrés y ansiedad disminuyan de manera radical, evitando así preocupaciones extras y dolores de cabeza, literalmente.

Esta práctica ayuda a combatir enfermedades como la depresión, que se originan en gran parte (por no decir que completamente) en el cerebro, por lo que estarías literalmente inyectando un virus positivo en tu CPU.

Ejercita tu memoria

El popular juego infantil no es solo un juego de mesa para entretener a los pequeños, es también una manera idónea de ejercitar tu cerebro, para aprender patrones y decodificarlos, al mismo tiempo que puedes fijar atención en distintas cosas al mismo tiempo.

Esta inyección de proactividad es fundamental en tu cerebro, sobre todo en edades tempranas y adolescentes, para formar una costumbre sana y hasta cierto punto, inteligente, muy dentro de tu cerebro de manera adecuada.

Evita las ayudas constantes

Cada vez que se presente un problema o disyuntiva, elabora un plan de solución y abarca el problema por ti mismo, enfrenta cada dificultad y busca mil maneras de resolver el caso, evita hasta donde puedas, que otros resuelvan las cosas por ti.

Con esta práctica, podrás además forjar carácter a nivel conductual y también mental, fortaleciendo tu personalidad ante situaciones de miedo o adrenalina que se puedan presentar.

El hecho de ser inteligente o no, parte desde el momento en el que decides fomentar la inteligencia en tu cuerpo, de llenar cada vacío mental que puedas tener con investigaciones, lecturas, películas clásicas o incluso, practicar música o yoga, actividades que no te quitan más que tiempo, el mismo que puedes estar invirtiendo en juegos de video o en lecturas basura.

El esfuerzo y la dedicación, son claves en este proceso de crecimiento interior que debes llevar a cabo para conseguir aumentar tu inteligencia.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Tambien te puede interesar...
Comentarios
Haz click para Comentar

Deja un comentario